lunes, 21 de julio de 2014

En semana - El nombre de la rosa

Te das cuenta de que algo en verdad  maravilloso está aconteciendo en tu casa cuando de pronto, sin previo aviso, encontrás un libro en tu estantería. Un libro que sabés bien que no compraste, no te prestaron y tras hacer una investigación exhaustiva con el único miembro de la familia que vive contigo, tampoco fue traída por una segunda o tercera persona.

Podés imaginarte mi sorpresa cuando descubro que el libro misterioso que apareció en mi pila de libros sin leer es nada más y nada menos que El nombre de la rosa, de Umberto Eco.
Mejor aún: no estaba nuevo, sino usado, pero sin dueño anterior aparente.

A pesar de haberlo leído años atrás, el olor inconfundible a hojas guardadas de este ejemplar me hizo caer en la tentación de leerlo nueva cuenta. Así que lo hice. 
Después de todo, revivir la Edad Media no tiene sentido si no se hace al menos una vez bajo la perspectiva de Umberto Eco.

Hay muchas cosas que me atrapan de este libro. En primer lugar, me parece fascinante que el lector tenga todas las herramientas y los permisos literarios emitidos por una obra de esta altura, para leer cada página desde cualquier óptica que desee: ya sea como novela filosófica, culturista, semiológica, detectivesca o policíaca, o como novela histórica.

En segundo lugar, no puedo superar que Umberto Eco tenga la osadía histórica de ambientar esta novela en un monasterio de la Edad Media (1327), bajo el pretexto de discutir una supuesta herejía a la doctrina de la pobreza apostólica, promovida por los espirituales, (una de las ramas de la orden franciscana). 
No solo habla de este tema de manera abierta y reveladora, explicando la herejía de la doctrina bajo la lupa moral y religiosa, sino que también lo hace bajo una perspectiva filosófica, que por razón de ser primordial no tiene fundamento religioso. Hacer esto pareciera una herejía en sí mismo.

En adición a esto, el autor va mucho más allá. Asciende la trama general incluyendo una serie de muertes misteriosas entre los monjes reunidos en el monasterio, lo que lleva al personaje principal, el franciscano Guillermo de Baskerville y su discípulo Adso de Melk, a investigar la razón real de esas muertes, a quienes muchos adjudican como parte del Apocalipsis.

Si esto no te llama la atención, ¡esperate que se pone mejor!
No tengo intención de hacer spoiler, pero sí diré que en medio de toda la controversia de los hechos religiosos y filosóficos, de pronto, Umberto Eco incluye a Aristóteles en la trama general. 
¿Religión y estética?, ¿muertes y el segundo libro de la Poética de Aristóteles?, es más, ¿el segundo libro de la Poética de Aristóteles?
Por favor, volvete loc@ conmigo por este libro. Leé y luego pasate por aquí para comentarnos qué te ha parecido, ¿te apuntás?
  • Título: El nombre de la rosa
  • Autor: Umberto Eco
  • Año: 1993
  • Páginas: 471

Sobre la autora: Sara Duval. Ama leer, y como cualquier amante que busca la complicidad de otra persona, procura espacios pequeños o grandes donde compartir su amor con los demás. Lee, ríe, come mucho, y adora las burbujas de jabón en medio de la ciudad o donde sea...

3 comentarios :

  1. Desde que lo leí se volvió mi libro favorito. Desde el inicio te intriga la trama, y las discusiones teológicas-filosóficas son excelentes, además de la descripción de la época.

    Simplemente genial!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Huesos, ¡tenés toda la razón!
      Este es un libro de lectura lenta porque simplemente no podés pasar por alto las discusiones teológicas y por supuesto, las filosóficas de las que vos mism@ hablas.
      Que bueno que te gustara este libro.

      Muchas gracias por volver al blog y por comentarnos qué te ha parecido. Recomedá este libro a más personas, y que tod@s vengan a contarnos sus perspectivas.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Gracias por pasar al blog de PG0.

Imaginá, pensá, comentá. Pero, sobre todo, leé. Te invitamos a hacerlo. Eso sí, tenemos unas cuantas reglas:

1. Mantené el respeto. A nadie le gustan los trolls.
2. No spam. Por favor, no des comentarios en los que solo colocás enlaces a otros sitios.
3. No nos pidás un análisis literario de cada obra para que podás pasar el año. Te invitamos a leer cada texto porque es una recomendación que nosotros mismos disfrutamos y queremos que vos también tengás chance de hacerlo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...