viernes, 9 de mayo de 2014

Para el finde - Cuando yo caiga



Ramón Sampedro nació un 5 de enero de 1943 en Xuño, una pequeña aldea de la Provincia de Cataluña, España.
El 23 de agosto de 1968 se lanzó al mar desde una roca cuando el agua estaba en resaca. 
El choque de la cabeza contra la arena le produjo una fractura en la séptima vértebra cervical. 
Quedo tetrapléjico a consecuencia, sin poderse mover del cuello hacia abajo.

Usando un dispositivo adaptado para su discapacidad (una vara larga con un lápiz en la punta, manejado con su boca), escribió muchas cosas.
Entre ellas, lloró en palabras la desesperación de un cuerpo que sentía ajeno y la taciturna rutina del reloj.

Amando la vida misma, plena tal cual es, habló y defendió la eutanasia como una "transición" más que como un escape, y de este modo, colocó este tema tabú en la mesas de conversación de muchas familias españolas y de otras nacionalidades alrededor del mundo.
Su misión: encontrarse, nueva cuenta, con los miles de pasos en la arena que alguna vez dio. Vivir como antes, o morir si se le negaba esa existencia.

Reclamó a cuantas personas le imponían continuar con lo que él ya no consideraba vida.
Reclamó en un juicio ante el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, reclamó ante la Iglesia de España, reclamó ante su familia y conocidos. Pero sobre todo, le reclamó a su cuerpo, inmóvil, yacente.
Reclamó con discursos, actos y sonrisas, pero también, este magnífico hombre, reclamó con versos.
Esos versos a la larga, se convirtieron en poemas y esos poemas representan, aún ahora, su más vívida herencia: una versión primigenia y profunda de su vida y la muerte.

Cuando yo caiga, es su más privada expresión de amor por la vida misma, su familia y su espíritu.
Es un valiente reclamo.
Cuando yo caiga, dice así:

"Cuando yo caiga, como fruto maduro del árbol de la vida,
dejadme allí mismo, donde yo caiga,
para que me abrace el sol y el viento y la luna,
que la vida me devore mordisco tras mordisco.

(...)

Pero que no me esconda la codicia humana
en el calabozo de los muertos, en una jaula sagrada
aferrada a un recuerdo, llorando como un niño
que no quiere devolver lo que se le prestó.

(...)

No me cubras de tierra, ni me metas en un nicho.
Si no quieres verme, llévame a campo abierto,
déjame mirando al cielo para irme esparciendo
entre todo lo que quiera llevarse de mí algo".

Yo me estremezco hasta el tuétano.
¿Que opinás vos?

  • Título: Cuando yo caiga
  • Autor: Ramón Sampedro
  • Año: 1998
  • Páginas: 150

Sobre la autora: Sara Duval. Ama leer, y como cualquier amante que busca la complicidad de otra persona, procura espacios pequeños o grandes donde compartir su amor con los demás. Lee, ríe, come mucho, y adora las burbujas de jabón en medio de la ciudad o donde sea...

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por pasar al blog de PG0.

Imaginá, pensá, comentá. Pero, sobre todo, leé. Te invitamos a hacerlo. Eso sí, tenemos unas cuantas reglas:

1. Mantené el respeto. A nadie le gustan los trolls.
2. No spam. Por favor, no des comentarios en los que solo colocás enlaces a otros sitios.
3. No nos pidás un análisis literario de cada obra para que podás pasar el año. Te invitamos a leer cada texto porque es una recomendación que nosotros mismos disfrutamos y queremos que vos también tengás chance de hacerlo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...