lunes, 20 de agosto de 2012

¿Por qué hay que ir a tiendas de libros usados?

Admito que los bajos precios son un gran incentivo, he llegado a pagar desde un 30% a un 70% menos que en otras librerías. Por ejemplo, un amigo compró "El Hobbit" de Tolkien a ¡mil colones! enterito y sin arrugas.

Podés conseguir libros de tapa dura y cosidos, más resistentes que las portadas plásticas de ahora, y también mucho más baratos. Te cuento el caso de un profe que nos trajo a la clase un libro con cubierta de piel de cabra, viejísimo, un poco roído pero completo, a ver, ¿dónde pudo conseguir algo así?

Sí, también es una gran oportunidad para encontrar libros en otros idiomas que tal vez un mochilero extranjero trajo y tuvo que cambiar por pases o comida. Soy estudiante de francés y no se pueden imaginar mi felicidad al encontrar un libro en francés para aprender japonés (otro idioma que estoy intentando aprender), así que se pueden matar 2 pájaros de un tiro.

Volviendo a los idiomas, los estudiantes de lenguas tenemos una gran oportunidad para encontrar diccionarios y libros de ejercicios a buenos precios, hasta enciclopedias.

Y no olvidemos esas joyas, libros extraños que tal vez a nadie más que a nosotros nos interesan (y que jamás encontraríamos en librerías comerciales), ese sentimiento de orgullo de saber que estuvo en ese rincón esperándonos es casi incomparable.

Además de todo lo anterior, son libros con historia, algunos traen el nombre de su anterior dueño y la fecha, hasta una dedicatoria si fue un regalo, así que apenas los abrimos imaginamos cómo fue. En mi caso, compré un diccionario que perteneció a un tal Smith en 1997; fue gracioso pensar que era un niño de escuela que compró esos libros porque se los exigieron, apenas terminó los cursos trató de recuperar parte de la inversión.

En fin, como oportunista que soy de estas tiendas, aconsejo que llevés jabón de manos o que te lavés después de salir, ya que el polvo es un poco exagerado. Obviamente no te toqués los ojos ni la nariz si no querés pasar el resto del día con alergia.

También, recordá que no son librerías como las del mall, algunas ni siquiera acomodan los libros por temas, o los tienen muy apelotados, así que hay que armarse de paciencia y sacar el rato, pero vale la pena.

Esta imagen es un ejemplo un poco más fuerte, pero te podés hacer más o menos una idea.

Sobre la autora: Mariana Marín. Disfruta de la lectura desde la niñez. Con este blog espera ayudar a otros a despertar la pasión por la lectura. Le interesan la literatura clásica, las novelas históricas, el manga, las tiendas de libros usados y los idiomas.

2 comentarios :

  1. mi segunda casa practicamente, conozco todas las del centro y me encantan, verdaderos tesoros se encuentran ahi! saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. que bueno que te gusten también Silya, ¡saludos!

      Eliminar

Gracias por pasar al blog de PG0.

Imaginá, pensá, comentá. Pero, sobre todo, leé. Te invitamos a hacerlo. Eso sí, tenemos unas cuantas reglas:

1. Mantené el respeto. A nadie le gustan los trolls.
2. No spam. Por favor, no des comentarios en los que solo colocás enlaces a otros sitios.
3. No nos pidás un análisis literario de cada obra para que podás pasar el año. Te invitamos a leer cada texto porque es una recomendación que nosotros mismos disfrutamos y queremos que vos también tengás chance de hacerlo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...