miércoles, 13 de junio de 2012

Tinta a Luz- Lemony Snicket, una serie de eventos desafortunados.

Para esta semana te presentamos: Lemony Snicket, una serie de eventos desafortunados, una película que está basada en los tres primeros libros de una serie de trece, "Un mal principio", "La habitación de los reptiles" y "El ventanal". Dicha obra está escrita por el estadounidense Daniel Handler bajo el seudónimo de Lemony Snicket y la adaptación al cine estrenada en 2004 está dirigida por Brad Silberling.

Lemony Snicket, el narrador, cuenta la historia de los Baudelaire, tres pequeños huérfanos que deben buscar un nuevo hogar junto a singulares parientes, mientras que el Conde Olaf desea arrebatarles su herencia. Los tres pequeños; Violet, Klaus y Sunny poseen características y talentos muy especiales con los que deberán ingeniárselas para salir de los apuros que les genera el Conde.

Hay que decir que la película es subversiva, cómicamente sombría, dotada de cierto humor negro que es fiel a los libros que, si bien son propuestos para niños, los adultos los disfrutan de igual manera.

Pareciera que la gran premisa es que "El mundo no es un lugar perfecto" y conforme avanza la historia, los desafortunados eventos en la vida de estos niños nos lo dejan cada vez más claro. En cuanto a la adaptación a la gran pantalla, la película para mí es magistral a nivel de dirección de arte, maquillaje y vestuario, no por nada fue nominada a múltiples premios en dichas categorías.

La peli es fiel a la narración de Snicket, con una manera deliberada de describir el suspenso.

Por otra parte, en la serie de libros destaca la psicología inversa y las armadas situaciones de peligro donde los protagonistas quedan al borde de la muerte hasta el próximo capítulo, todo esto lo trata de rescatar la película de una manera muy acertada.

En cuanto atmósfera, la cinta es maravillosa. La estética está tomada de las ilustraciones de los libros, realzada por ideas de Rick Heinrichs, quien fuera diseñador de producción de los films de Tim Burton y todo se sitúa en una Inglaterra de construcciones barrocas y deprimentes y donde conviven tecnologías de los 50 con novedosos artefactos del nuevo milenio.




Jim Carrey encarna al Conde Olaf y este es uno de los pocos papeles donde sus extravagancias son aciertos para la película y van con su personaje. De igual forma, los actores que interpretan a los tres niños poseen la esencia y carisma para disfrutar de esta singular historia.

En fin, una película muy recomendada a nivel visual que al menos a mí me dejó con muchísimas ganas de una secuela que prosiguiera con la serie, lástima que han pasado tantos años y por ende el reparto original no pueda ser el mismo.


Sobre la autora: Zoraya Mañalich. Egresada del Taller Nacional de Teatro y actual estudiante de Dirección de Empresas y Artes Dramáticas. Le encantan los idiomas, conocer nuevas culturas y el existencialismo. Le encanta variar géneros y posee una ligera fijación con los clásicos de la literatura universal.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por pasar al blog de PG0.

Imaginá, pensá, comentá. Pero, sobre todo, leé. Te invitamos a hacerlo. Eso sí, tenemos unas cuantas reglas:

1. Mantené el respeto. A nadie le gustan los trolls.
2. No spam. Por favor, no des comentarios en los que solo colocás enlaces a otros sitios.
3. No nos pidás un análisis literario de cada obra para que podás pasar el año. Te invitamos a leer cada texto porque es una recomendación que nosotros mismos disfrutamos y queremos que vos también tengás chance de hacerlo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...