martes, 15 de mayo de 2012

#LibroRecomendado - ¡Los grandes!

No sé a vos, pero a mí me gustan los libros aceptablemente grandes. O sea, los que sobrepasan las 300 páginas. Estos libros pasados de ricos tienen un montón de aventuras literarias que me aseguran un feliz viaje en el bus. En cambio, los libros pequeños me duran muy poco y me ha pasado que en más de una ocasión se me acaban de repente y no tengo un libro a mano para seguir divirtiéndome.

¿Pero qué pasa con los libros excesivamente grandes? Me refiero a esos que se pasan de las 700 páginas y pesan como si fueran ladrillos. Bueno, esos también me gustan pero no para leer en el bus. De seguro que no soy la única que se ha lastimado la espalda por cargar semejante libro en el bolso.

Sin embargo, aquí tengo mis reservas. Si bien me gustan las aventuras literarias largas, es normal que una se aburra si la historia en cuestión se expande demasiado. Sé de muchas personas que no se animan a leer un libro aceptablemente grande por este último factor, menos ahora los libros que se pasan de las 700 páginas.

Pero hay unos libros excesivamente grandes que también son excesivamente buenos. A veces son tan, pero tan buenos, que queremos que sean incluso más grandes para seguir con la lectura. Así que hoy hacemos un recuento de esos libros, ¡los grandes!, que no solo tienen cantidad de páginas, sino también calidad.

1. Cien años de soledad (1967), Gabriel García Márquez. A pesar de lo grande del libro y los mil giros de tuerca que transcurren en sus páginas, la historia te quedará corta. Te atrapará de tal forma que cuando acabe desearás regresar en el tiempo, a los días en los que estabas atrapado en la historia de la familia Buendía, en Macondo, cuando no tenías ni idea en qué iba a terminar esta curiosa novela.

2. Don Quijote de la Mancha (1605-1615), Miguel de Cervantes. Clasicazo de la lengua española. Las aventuras de Don Quijote se narran en dos partes bastante grandecitas, jugosas y llenas de aventuras. Es lectura recomendada en el colegio, aunque lamentablemente muchos la ven (vimos) como un lectura obligatoria... que es sinónimo a "deber", "examen" y "pereza". Pero, por supuesto, esta obra marcó un hito en la literatura española porque es magnífica, graciosa y a veces trágica.

3. Juego de Tronos (1996), George R. R. Martin. Esta lectura contemporánea está marcando a toda una generación. Las páginas pasan y, aunque al principio sintamos que nunca llegaremos al final, cuando estamos ya en las últimas no deseamos que acabe. Juego de Tronos es el primer bocado de una saga larga que, a pesar de su tamaño, nunca jamás nos aburrirá.

4. The Great book of Amber (1970-1991), Roger Zelazny. Ya antes había mencionado este libro en otra lista. Se trata de una recopilación de 10 novelas que narran primero la historia de Corwin y después de su hijo, Merlin; y plantean no un mundo, sino millones. Todos estos mundos, conocidos como sombras, son solo un reflejo del centro del Universo: Amber. Son unas 1258 páginas de aventuras, acción y diversión que es mejor tener en la mesita de noche.

5. Moby Dick (1851), Herman Melville. Y si de aventuras se trata, Moby Dick es la opción perfecta para sumergirnos en un mar de tinta que se extiende por más de 600 páginas. Acompañá al capitán Ahab en la cacería de la ballena blanca.

#LibroRecomendado es una sección de Página Cero, basada en la etiqueta conceptualizada por el Ministro de Educación Pública, Leonardo Garnier, para su uso en Twitter. Podés seguir a Página Cero en su cuenta en Twitter para ver más recomendaciones todos los martes, e incluso sugerir vos mismo tus #LibrosRecomendados.

Si tenés sugerencias sobre qué libros se deberían recomendar en PG0, no dudés en contactarte.

Sobre la autora: Ángela Arias Molina. Productora Audiovisual graduada de la Universidad de Costa Rica. Aprendiz de escritora con unas cuantas novelas engavetadas. Fundadora y directora del proyecto "Página Cero".

1 comentario :

  1. A mí también me gustan las novelas grandes, porque uno se sumerge en toda la obra de principio a fin, dada la extensión de la misma, hay tiempo en ponerle atención a los detalles y a articular las historias con los nexos que pone el escritor. A diferencia de los cuentos o novelas cortas donde no hay ese espacio para interiorizar los personajes a lo largo de las descripciones, porque son efímeros los sucesos que pasan.

    La desventaja puede ser que si uno no tiene mucho tiempo para leer, la lectura se fracciona demasiado y puede perder riqueza a mi manera de ver. Me gusta leer un libro sin que se prolongue por muchos días, ojalá un fin de semana poder hacerlo, pero en ocasiones por la extensión no se puede. Recuerdo lo que duré leyendo "Guerra y paz" :P

    La quinta recomendación, yo particularmente no creo que entre dentro de los libros grandes que se leen de un tirón con mucha emoción o gozo con la lectura. Aun la persona que le haya gustado la historia de la caza de Moby Dick por el capitán Ahab, debe reconocer que en un punto la lectura se hace pesada, pues Melville se detiene en muchas descripciones científicas de las ballenas, y otras disgreciones que rompen con la aventura que se desarrolla en el barco. A mí particularmente no me gustó, y el final me decepcionó.

    La recomendación 3 y 4 espero algún día

    ResponderEliminar

Gracias por pasar al blog de PG0.

Imaginá, pensá, comentá. Pero, sobre todo, leé. Te invitamos a hacerlo. Eso sí, tenemos unas cuantas reglas:

1. Mantené el respeto. A nadie le gustan los trolls.
2. No spam. Por favor, no des comentarios en los que solo colocás enlaces a otros sitios.
3. No nos pidás un análisis literario de cada obra para que podás pasar el año. Te invitamos a leer cada texto porque es una recomendación que nosotros mismos disfrutamos y queremos que vos también tengás chance de hacerlo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...