viernes, 2 de septiembre de 2011

Para el finde - La carta de la suerte

Una nueva recomendación breve para que disfrutemos este fin de semana. La carta de la suerte nos habla de un episodio en la vida de Robert, un niño alemán de una familia muy acomodada.

Su familia se dedica, principalmente, a la impresión de cuadros; aunque sus abuelos trabajan en la impresión de cartas de Tarot y libros a la vieja escuela (eso es con moldes de letras y diagramando una a una las páginas).

La fiesta de reunión familiar está cada vez más cerca. Habrá baile, piano, bizcochos, historias de los tíos y primos y regalos para Beltrán, el cumpleañero (y padre de Robert). Hasta que ocurre algo que puede arruinar la fiesta antes de que empiece: el abuelo se ha enfermado. Y no parece que se recuperará pronto.

Durante la fiesta la tía Minchen echas las cartas para adivinar la fortuna del abuelo y a Robert se le cae el alma a los pies: la carta que ha salido a su querido abuelito es la de la muerte.

Esta novela no es como las que suelen gustarme. A mí me encantan las que me hacen reír, las que me mantienen en vilo con reveses en la trama, las que me presentan a personajes complicados, bien estructurados y que terminan enamorándome. En La carta de la suerte no hay nada excepcionalmente divertido, la historia es muy plana y, con excepción de Robert, los personajes no son tan llamativos.

Pero la novela me hizo meditar. Y eso me gusta. Me gusta mucho. Me fascina que una novela me haga pensar en x tema y me dé vueltas en la cabeza aun después de finalizada la lectura.

La carta de la suerte me hizo pensar en el miedo. Todos estamos asustados de algo. De pequeños nos da miedo fallar en un examen, jalarnos una torta, que nos castiguen... De grandes todavía los miedos permanecen: miedo a fallar, miedo a equivocarnos, miedo a morir, a que todo acabe. Es normal y humano sentir miedo.

Al principio de esta pequeña novela, Robert es un niño incapaz de afrontar sus miedos. Pero cuando su abuelo enferma, enfrenta el mayor de los temores: la muerte. Sí, estamos de acuerdo en que el Tarot es una superstición. Además de que la carta de la muerte no representa muerte en sí, sino un cambio.

Y es justo eso lo que experimenta Robert al combatir al emisario representado en una carta de Tarot: cambia. Deja de huir del miedo. Se anima a tomar riesgos y a aceptar las consecuencias. Madura.

Lo que ha ocurrido a su abuelo es solo una excusa para que Robert mejore, crezca y se convierta en la persona que está destinada a ser. Y es también la excusa para que el lector medite en esto y, con suerte, aplique la enseñanza de esta novela en su vida cotidiana.

Sé que yo lo haré. ¿Y vos?

  • Título: La carta de la suerte
  • Autora: Ursula Wölfel
  • Año: 1990
  • Páginas: 183

Sobre la autora: Ángela Arias Molina. Productora Audiovisual graduada de la Universidad de Costa Rica. Aprendiz de escritora con unas cuantas novelas engavetadas. Fundadora y directora del proyecto "Página Cero".

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por pasar al blog de PG0.

Imaginá, pensá, comentá. Pero, sobre todo, leé. Te invitamos a hacerlo. Eso sí, tenemos unas cuantas reglas:

1. Mantené el respeto. A nadie le gustan los trolls.
2. No spam. Por favor, no des comentarios en los que solo colocás enlaces a otros sitios.
3. No nos pidás un análisis literario de cada obra para que podás pasar el año. Te invitamos a leer cada texto porque es una recomendación que nosotros mismos disfrutamos y queremos que vos también tengás chance de hacerlo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...