miércoles, 31 de agosto de 2011

Frases literarias I - Un secreto para amar leer...

En el primer artículo de este blog te preguntaba cuál o cuáles eran las razones por las que te gusta leer (o por qué no te gusta leer).

Yo te di algunas razones por las que me fascina hacerlo, pero no te las di todas. Así que hoy quiero compartir con vos una importantísima: me encanta aprender y sentirme esperanzada. No hay nada como terminar un libro y tener la sensación de que aprendí algo, que gracias a un libro ahora sé algo que antes desconocía. Que soy un poquito mejor cada vez que termino un libro, porque el contenido no aporta solo a mi conocimiento sino también a mi formación como persona.

¿Pero qué es lo que me hace sentir esto? ¿Solo terminar el libro? ¿Los personajes? ¿La historia? Sí, sí y sí. Pero también las palabras; las frases, especialmente. Esos encantos mágicos que el escritor logra entre sus líneas. Esas oraciones con un significado que trasciende el contexto del libro, que puede aplicarse a mi vida, darme nuevas perspectivas, resolverme los misterios del universo y hacerme sentir inmortal por un segundo.

Creerás que estoy exagerando, pero no. Hay frases así. Yo las he encontrado. Y ahora quiero compartir con vos precisamente una de esas frases, quizá la que más me ha impactado por todo eso de la inmortalidad.

Ojalá que vos también compartás conmigo frases literarias que te hayan cambiado, mejorado, inspirado, enternecido o admirado.

Porque esa es la magia de la literatura. Allí yace uno de los tantos secretos para disfrutar de la lectura.

"La gente desaparece cuando muere. La voz, la risa, el calor de su aliento, la carne y finalmente los huesos. Todo recuerdo vivo de ella termina. Es algo terrible y natural al mismo tiempo. Sin embargo, hay individuos que se salvan de esa aniquilación, pues siguen existiendo en los libros que escribieron. Podemos volver a descubrirlos. Su humor, el tono de su voz, su estado de ánimo. A través de la palabra escrita pueden enojarte o alegrarte. Pueden consolarte, pueden desconcertarte, pueden cambiarte. Y todo eso pese a estar muertos. Como moscas en ámbar, como cadáveres congelados en el hielo, eso que según las leyes de la naturaleza debería desaparecer se conserva por el milagro de la tinta sobre el papel. Es una suerte de magia.

(...) ¿Nota un escritor fallecido que alguien está leyendo su libro? ¿Aparece un destello de luz en su oscuridad? ¿Se estremece su espíritu con la caricia ligera de otra mente leyendo su mente? Eso espero. Pues estando muertos deben de sentirse muy solos".

Diane Setterfield, "El cuento número Trece", p.29


¿Y vos? ¿Cuál es la frase literaria que más impacto te ha generado?

Sobre la autora: Ángela Arias Molina. Productora Audiovisual graduada de la Universidad de Costa Rica. Aprendiz de escritora con unas cuantas novelas engavetadas. Fundadora y directora del proyecto "Página Cero".

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por pasar al blog de PG0.

Imaginá, pensá, comentá. Pero, sobre todo, leé. Te invitamos a hacerlo. Eso sí, tenemos unas cuantas reglas:

1. Mantené el respeto. A nadie le gustan los trolls.
2. No spam. Por favor, no des comentarios en los que solo colocás enlaces a otros sitios.
3. No nos pidás un análisis literario de cada obra para que podás pasar el año. Te invitamos a leer cada texto porque es una recomendación que nosotros mismos disfrutamos y queremos que vos también tengás chance de hacerlo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...