lunes, 20 de junio de 2011

En semana - El perfume: historia de un asesino

Bienvenido a Francia del siglo XVIII. Francia, ¡oh, Francia! En esa época, este país tan romántico no era para nada como el de hoy. En esa época, París y otras ciudades olían a diablos: estiércol, orina, grasa, moho, pescado... Las calles estaban sucias, como los ríos y las personas. El perfume francés era, en realidad, un tufo espantoso.

En este ambiente viene al mundo Jean-Baptiste Grenouille, un brillante perfumista que es también un despreciable asesino. Este hombre cruel, egoísta y grotesco tiene un única obsesión: el perfume.

Durante años perfeccionará el arte de la perfumería, adoptará la misantropía como forma de vida y el asesinato como medio para alcanzar su sueño: destilar el mejor perfume del mundo, que se halla en el cuerpo de una doncella.

Bien, ya te pinté un cuadro general de la novela. Pero ahora tengo que confesarte algo: este libro no me gustó. Esperá, esperá, ya te explico por qué.

El perfume: historia de un asesino es una novela MUY BIEN ESCRITA. Es una obra cumbre que demuestra cómo las palabras pueden transportarnos a sitios lejanos, causarnos sensaciones, provocarnos dolor, derretirnos de pasión y estremecernos por crueldad, asco o un potente tufo.

El protagonista, el país, la sociedad y la época del libro están exquisitamente detallados. Y todas esas características no nos entran por los ojos, sino por la nariz. Así es: por la nariz.

Mientras leía la primera novela del señor Patrick Süskind, podía oler París y su aroma a queso rancio. Podía oler la gente sudorosa y llena de barro. Y podía oler el aroma despreciable de Jean-Baptiste Grenouille. ¿Y sabés una cosa? No soporté su olor. Ese tipo me mareó. Es grotesco.

Lo cual, por supuesto, era la intención del autor.

Grenouille es un asesino, ¿y a qué huelen los asesinos? Pensalo. Pensalo. Al menos éste huele a locura, a desprecio, a maldad pura, a odio. Y la fuerza de su personalidad me golpeó de tal manera que fue difícil soportarlo.

Y ya que la novela gira en torno a Grenouille, no pude evitar sentirme impotente en compañía de este lunático. ¿Podés imaginar la fuerza narrativa de Süskind y su texto, que me causó escalofríos, mareo y odio hacia su protagonista? Como si de verdad Grenouille viviera en mi ciudad, acechando señoritas para robarles su perfume.

Grrr. Ese tipo sí que me da mala vibra. Y todo a través de palabras convertidas en olores. Lo digo de nuevo: maravilloso. Pero también escalofriante. Por eso te digo que este libro no me gustó. Pero, a la vez, te lo recomiendo. Porque es fuerte, bien creado, una obra maestra.

  • Título: El perfume: historia de un asesino
  • Autor: Patrick Süskind
  • Año: 1985
  • Páginas: 253
  • Lo podés encontrar en: Librería Internacional

Sobre la autora: Ángela Arias Molina. Productora Audiovisual graduada de la Universidad de Costa Rica. Aprendiz de escritora con unas cuantas novelas engavetadas. Fundadora y directora del proyecto "Página Cero".

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por pasar al blog de PG0.

Imaginá, pensá, comentá. Pero, sobre todo, leé. Te invitamos a hacerlo. Eso sí, tenemos unas cuantas reglas:

1. Mantené el respeto. A nadie le gustan los trolls.
2. No spam. Por favor, no des comentarios en los que solo colocás enlaces a otros sitios.
3. No nos pidás un análisis literario de cada obra para que podás pasar el año. Te invitamos a leer cada texto porque es una recomendación que nosotros mismos disfrutamos y queremos que vos también tengás chance de hacerlo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...